Conéctate con nosotros

Policiaca

Eran curanderos los abuelitos de familia fallecida en aparente suicidio colectivo

Publicado

on

(Fuente: El Sol de Puebla)

PUEBLA.- Familiares y amigos dieron el último adiós a los cinco integrantes de una familia que el pasado 15 de septiembre murió por intoxicación al inhalar gas LP dentro de su domicilio en la unidad habitacional San Miguel Mayorazgo, donde hasta ayer eran visibles los sellos de la Fiscalía de Puebla y una cruz con pétalos de rosas en la entrada del inmueble.

Vecinos de la zona comentaron a El Sol de Puebla que, aunque las víctimas eran originarias del estado de Veracruz, ya llevaban entre 20 y 25 años radicando en el citado conjunto habitacional ubicado al Sur de la ciudad de Puebla.

Los entrevistados bajo el anonimato señalaron que Alberto N, y María del Refugio N, de 64 y 63 años de edad, respectivamente, se dedicaban a hacer limpias, pero además eran hueseros, mientras que Guadalupe N, de 30 años de edad, madre de los pequeños José Alberto y Mónica Patricia de 11 y 4 años de edad, tenía un trabajo formal y distinto a la de los abuelos de los infantes, sin revelar cuál.

Asimismo, los declarantes refirieron que la familia hoy muerta era muy querida en la unidad habitacional ya que eran personas muy tranquilas sin meterse en problemas con los vecinos.

Ante el hecho de que la Fiscalía de Puebla indaga un suicidio colectivo en este caso, los colonos dijeron desconocer los motivos por los cuales alguno de los adultos haya querido terminar con su existencia y la de sus familiares, pues incluso hasta donde sabían, no tenían problemas de deudas.

Mientras tanto, el departamento del edificio 1928 donde todo sucedió, hasta ayer continuaba con los sellos de la Fiscalía General del Estado y la cinta de acordonamiento. A su vez, vecinos del lugar colocaron veladoras y una cruz con pétalos de rosa para pedir por el descanso de los fallecidos.

Luego de que los cuerpos de las víctimas permanecieran una noche en el velatorio Robles, estos fueron sepultados la tarde de ayer en el panteón municipal de Puebla, donde sus restos ya descansan.

Como en su momento se dio a conocer, los hechos se registraron la mañana del 15 de septiembre alrededor de las 9:30 horas, cuando vecinos al detectar el olor a gas y asomarse por la ventana notaron que algo extraño sucedía al interior de uno de los departamentos del edificio.

Los colonos observaron que los integrantes de la referida familia ya no se movían, incluso vieron cómo la abuela se encontraba hincada en el suelo abrazando al menor de 11 años, mientras que el abuelo estaba recargado en la cama abrazando a la pequeña de 4 años y con un crucifijo en la mano. Ante semejante escena, los vecinos dieron aviso al 9-1-1.

Por lo anterior, a la zona acudieron paramédicos, bomberos, agentes ministeriales y policías del municipio, quienes confirmaron la muerte de los abuelos y nietos, pero también de la madre de familia la cual tomaba una ducha en el baño.

Durante las inspecciones, los cuerpos de ayuda también encontraron que la manguera de gas que se conecta al boiler estaba desconectada, situación por la que se informó que la familia pereció a causa de intoxicación por inhalación de gas LP.

Click para comentar

Crea un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Destacadas