Conéctate con nosotros

Política

ELENA PONIATOWSKA EN ODONTOLOGIA.

Publicado

on

Ricardo de Souza.
twitter:@RicardodeS3000
Helene Elizabeth Louise Amelie Paula Dolores Poniatowska, es el nombre completo de quien conocemos como Elena Poniatowska y quien hace un par de meses se vió envuelta en una controversia, que mas allá de su intensión de publicidad, se debió a la necesidad de alzar la voz y denunciar el acoso y el abuso que sufrió como joven, de un titán de la literatura Juan José Arreola Zúñiga.
Como se pudo seguir en las declaraciones de Elena y la familia Arreola, no se acusa una violación o actos sexuales sin consentimiento, se señala el acoso y abuso que hizo un hombre adulto, con poder económico, político y literario, sobre una joven inexperta, virgen y sin malicia.
Elena denuncia como Juan Jose Arreola, ocupó su poder para obtener de ella sus favores sexuales. Sí, Elena sabia que Arreola era casado, pero la denuncia valiente y directa, es por el acoso y abuso que un escritor como Juan José empleó en ella para seducirla, de como el poder de un hombre fue utilizado con alevosía y ventaja sobre una mujer que con el paso del tiempo pudo dimensionar el influjo que ejerció el poeta sobre ella, el acoso y la falta de ética empleada con el único propósito de sostener una relación lúbrica.
Hechos como estos que indignan y son causa de total reprobación, ocurren en la Facultad de Odontología a manos de un energúmeno llamado Enrique Martínez y Martínez. Quien aprovecha su poder económico, político (es intimo amigo de Vera) y de maestro, para acosar y abusar de jóvenes hombres y mujeres.
La historia en Odontología es así: Hace dos años Dolores llega a la ciudad de Oaxaca, nació en la costa en el seno de una familia de clase media, aplicada en sus estudio ganó la confianza de su padre y madre para estudiar una carrera profesional. De corazón sencillo y honesto, decidió que quería ser Odontóloga su comunidad necesitaba de ese servicio y ella quería además de ser alguien en la vida, apoyar a su pueblo y gente. Vio las diferentes opciones y convenció a su padre y madre, quienes buscaron junto con ella un cuarto y establecieron una cantidad para sus gastos de la escuela, alimentos y hospedaje. De ojos grandes y despiertos, con cuerpo altivo y hermoso, pronto encontró en la Facultad de Odontología diversos pretendientes, sin embargo su compromiso familiar hizo que privilegiara sus estudios a la diversión o distracción (como ella dice) del novio. Sin embargo al llegar al segundo semestre tuvo a Enrique Martínez y Martínez como docente, al principio el odontólogo se comportaba simpático con ella, le bromeaba frente a todo el grupo y la ponía como ejemplo en su aprovechamiento, pero pronto Dolores recibió una invitación de Enrique para ir a realizar servicio comunitario a la Sierra Norte, ella aceptó gustosa. Una ves concluidas la actividades Enrique se aproximó a ella como fiera a su presa y con el pretexto del frío, ocupo sus mejores artimañas para darle de tomar y llevarla a la cama, Dolores no se resistió, era su maestro, quien le había dicho  cosas hermosas y hasta prometido que se divorciaría. Después de esa noche, Dolores además de perder su virginidad quedó embarazada y nunca más recibió llamada, palabra o apoyo de Enrique Martinez y Martinez.
La denuncia no es contra la Universidad, es contra Enrique Martínez y Martinez, y no por violación, es por acoso y abuso, es por falta de ética, por inhumano y por ocupar el poder para saciar sus perversos apetitos lúbricos, arruinando la vida de Dolores.

Elena Poniatowska y Dolores, valientes mujeres, que merecen todo nuestro respeto y admiración.

Click para comentar

Crea un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

Destacadas