Un día como hoy, el 5 de mayo de 1818, nació Karl Marx en Tréveris, Alemania. Hasta los 64 años, Marx fue periodista, socialista revolucionario, filósofo y economista, y una de las figuras más influyentes de la historia mundial.
Como todos nosotros, tenía sus defectos, pero dedicó su vida a la causa de la clase trabajadora e inspiró a cientos de millones de personas con sus obras, entre ellas El Capital. Más de un siglo después, El Capital sigue siendo la crítica más incisiva del sistema capitalista.
Aunque sus ideas han sido utilizadas por algunos para justificar a los políticos y partidos que actúan en nombre de la clase trabajadora, Marx tenía claro que, en última instancia, «la emancipación de la clase obrera debe ser obra de la propia clase obrera».
Aunque su esposa era de origen rico, Marx y su familia vivían a menudo en la más absoluta pobreza, y cuatro de sus hijos murieron en la infancia. Sus hijos que sobrevivieron hasta la edad adulta se convirtieron en activistas socialistas con sus propios méritos, incluida su hija mayor, Jenny, que falleció antes que él.
A pesar de sus circunstancias a menudo difíciles y de la tragedia de su vida personal, Marx también estaba dispuesto a reírse. Por ejemplo, su amigo y biógrafo Wilhelm Liebknecht relató una noche en un pub del oeste de Londres en la que, obligados a una retirada táctica después de haber insultado borrachos a un grupo de ingleses, Marx y sus amigos empezaron a destrozar las farolas lanzándoles piedras, hasta que fueron descubiertos por un policía, tras lo cual tuvieron que huir por calles y callejones.
En el Manifiesto Comunista que escribió con Friedrich Engels, Marx señaló que «La historia de toda la sociedad hasta ahora existente es la historia de la lucha de clases». Esto es algo que esperamos ilustrar en Historia de la Clase Trabajadora