María Consuelo fue reaprehendida en 2024, tras el caso que le dio el apodo de ‘la mataperros’ cinco años atrás.

Puebla regresó al foco de atención a nivel nacional luego de darse a conocer la reaprehensión de María Consuelo ‘N’, conocida como la «mataperros».

El caso de María Consuelo ‘N’, quien vendía carne a sus vecinos de la colonia Bosques de San Sebastián, remonta a septiembre de 2019, donde se encontró al menos a 30 animales en su domicilio, algunas en un refrigerador y otros hacinados en tambos.

El pasado viernes 19 de abril de 2024, María Consuelo ‘N’ fue detenida ahora en la colonia Popular Coatepec ubicada al Sur de Puebla capital, según consta en una ficha del Registro Nacional de Detenciones emitida por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) por crueldad animal tras el hallazgo al que se enfrentó en 2019.

María Consuelo ‘N’ era la titular de una vivienda ubicada en Bosques de San Sebastián, donde vivía con dos hijos menores de dad en el edificio 52, interior 4.

Un vecino de la zona anunció en redes sociales que su perro estaba extraviado y pidió ayuda para buscarlo, no obstante, logró recuperarlo en el domicilio de María Consuelo, ahí observó que había más animales e hizo el llamado a los vecinos por el presunto ‘secuestro’ de más especies.

Tras el hallazgo, se dio a conocer que sus hijos presentaban huellas de violencia, además se encontraron perros, conejos, gatos e incluso palomas, así como los cuerpos de canes que yacían en refrigeración.

Los vecinos, por su parte, dieron a conocer que Consuelo es presuntamente oriunda de la Ciudad de México y tenía alrededor de seis años habitando ese domicilio. En ese año describieron a la mujer como una persona problemática, pues aseguraron que en una ocasión golpeó a una de las vecinas que padecía cáncer.

En la investigación, se identificó a Consuelo ‘N’ como vendedora en el tianguis ubicado en Bosques de San Sebastián donde se dedicaba a la venta de carne enchilada.

Y aunque surgió la hipótesis de que la carne que vendía los martes y sábados eran procedentes de carne de perro, no pudo comprobarse