Bertha Benz y su marido Karl Benz, hab铆an inventado el primer coche de gasolina, pero nadie sab铆a c贸mo utilizarlo, por lo que qued贸 sin uso. Todos llamaban loco a Benz por la creaci贸n de su rid铆culo triciclo; y, para rematar la faena, beb铆a alcohol para acompa帽ar su depresi贸n.

Karl viv铆a con su esposa Bertha y sus cinco hijos en la ciudad de Mannheim, y ese d铆a Bertha deb铆a visitar a sus padres, a casi 100 kil贸metros al sur de Pforzheim.
Para consolar a su marido y asegurarse de que su trabajo no fuera en vano, Bertha se arm贸 de valor cogi贸 el triciclo para ir a visitarles.

El viaje dur贸 casi un d铆a completo, lo que no est谩 mal para los caballos que ten铆a el veh铆culo a finales del siglo XIX. Tuvo que pasar varias veces por farmacias que vend铆an gasolina en ese momento para repostar. Visit贸 a dos curtidores para reparar los frenos (en esta ocasi贸n ella inventa las pastillas de freno) y a un herrero que necesitaba reparar la cadena de transmisi贸n. Tambi茅n tuvo un problema con una tuber铆a de combustible obstruida y us贸 su alfiler para arreglarla. Tambi茅n a铆sl贸 un cable con una liga.

Una vez que lleg贸 a su destino, inform贸 a su marido de su 茅xito mediante un telegrama. Al d铆a siguiente volvi贸 a conducir y volvi贸 a casa.

El viaje recibi贸 mucha atenci贸n por parte de muchas personas que Bertha conoci贸 en el camino. Fue entonces cuando la gente se dio cuenta de que el coche no era s贸lo un juguete curioso, sino que pod铆a ser un medio de transporte r谩pido y c贸modo.

Karl inmediatamente se hizo famoso y de repente todo el mundo quer铆a una r茅plica de su coche para su propio uso, lo que gener贸 muchos pedidos.
El viaje tambi茅n permiti贸 a Bertha evaluar el veh铆culo desde la perspectiva del usuario, identificando posibles desventajas.

Ella recomend贸 agregar un aumento de marcha a la transmisi贸n para aumentar la velocidad por lo que le permitir铆a hacer el viaje en la mitad del tiempo y adelantar a los vagones, agregar una cuarta rueda para mayor estabilidad, mejorar los frenos, agregar un filtro de combustible, etc. y ese fue el nacimiento de un gran imperio que todos conocemos hoy