Francisco Toledo el artista mexicano que en el 2002 enfrentó a McDonald’s y evitó que pusieran una sucursal en el centro de la ciudad de Oaxaca, Toledo le escribió una carta a los directivos de la cadena asegurando que la apertura de una sucursal causaría daños en la economía y patrimonio cultural de Oaxaca.
La carta decía esto:
«El tiempo que se invierte en la preparación de la comida tradicional de Oaxaca, y el tiempo que nos damos para degustarla, parte de nuestro patrimonio cultural intangible, significa cotidianamente una vivencia de diversidad y refinamiento alimenticio que eleva nuestra calidad de vida».
Para reunir firmas organizó una tamaliza en donde repartió tamales de dulce, de mole, de rajas, chepil y frijol, mujeres de Tlacolula dieron tejate, una bebida ancestral que lleva maíz, cacao y canela, todo al compás de 3 bandas de música oaxaqueña.
Recaudó más de 10 mil firmas para que no se autorizara la instalación de la sucursal y le ganó a la franquicia.
¡Grande Toledo!