Si vas a usar un cajero en el centro de la ciudad, sigue estas recomendaciones de la Policía Municipal para evitar ser víctima de algún delito:
– Revisa que el cajero no tenga ningún dispositivo extraño o sospechoso, como lectores de tarjetas, cámaras ocultas o teclados falsos. Si detectas algo raro, no lo uses y repórtalo al banco o a la Policía Municipal.
– Cubre el teclado con tu mano al introducir tu NIP. No lo digas en voz alta ni lo anotes en ningún papel. No aceptes ayuda de extraños ni dejes que nadie te distraiga o te presione.
– Retira tu dinero y tu tarjeta lo más rápido posible. No los cuentes ni los muestres en público. Guárdalos en un lugar seguro y discreto. No los pierdas de vista ni los prestes a nadie.
– Reporta cualquier delito, robo o agresión que veas o sufras. Llama al 9-1-l. No te calles ni te resignes. Tu denuncia puede ayudar a prevenir otros casos similares.