La justicia federal amparó, nuevamente, al exsecretario de Gobierno de Veracruz, el perredista Rogelio Franco Castán, ahora por el delito de retención de menores.
Se trata del sexto ilícito por el cual el exfuncionario estatal obtiene protección federal. Estuvo preso durante 29 meses y luego enfrenta en arraigo domiciliario la acusación de sustracción de menores, generada por un pleito con su exesposa.
En esta ocasión, fue un Tribunal Colegiado quien amparó a Franco Castán contra la vinculación a proceso por el delito de retención de menores, la cual fue calificada como inconstitucional al ser contrario a los principios de legalidad y seguridad jurídica.
La justicia federal consideró que el Juez de Control, Rene Ortiz Sartorius, fue omiso en valorar todos elementos o datos de prueba que se hicieron de su conocimiento por las partes del proceso penal.
Así como en fundar y motivar sus determinaciones, aspectos que resultaron de vital trascendencia para desvirtuar el hecho delictivo o la probable participación de Franco Castán.
Ante ello, se ordenó el Juez de control celebrar nueva audiencia en la que atienda diversas directrices, entre ellas dejar sin efectos el auto de vinculación a proceso.
Además de emitir nueva resolución en la que está obligado a valorar dictámenes periciales en materia de psicología y abstenerse de considerar que el expediente civil narrado por la defensa no puede ser considerado dentro del proceso penal.
En septiembre pasado ante la orden de autoridades federales en la materia, un juez de Control dictó auto de no vinculación a proceso por los delitos de peculado equiparado y ejercicio indebido del servicio público en favor del exfuncionario ex dirigente del PRD en Veracruz.