Es uno de los montajes más aplaudidos del repertorio operístico en México. Es El elixir de amor, de Gaetano Donizetti, considerado por el público como uno de los títulos más divertidos del repertorio lírico italiano, y será responsable de cerrar la temporada de 2023 en el Palacio de Bellas Artes.

 

El elixir de amor es un melodrama jocoso, situado dentro del género de la ópera cómica, que se presenta en dos actos. Se trata de una de las obras más interpretadas de Gaetano Donizetti; se estrenó en el Teatro della Canobbiana de Milán en mayo de 1832.

 

La trama gira en torno a Nemorino, un campesino enamorado de Adina; él adquiere un elixir milagroso vendido por el doctor Dulcamara, un charlatán que le hace creer que es una pócima de amor.

 

En la función de ensayo en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes se apreció un cambio total con respecto al último montaje realizados hace más de un lustro. La escenografía, el vestuario y hasta las actuaciones provocaron comentarios diversos entre los asistentes.

 

Para algunos se aprecia una sobreactuación que no es necesaria porque los personajes en sí mismos están rodeados de comicidad; para otros espectadores los cambios son buenos, aunque sí consideraron que hace falta más iluminación y más movimiento de los integrantes del coro en el escenario, como sucedía en los anteriores montajes.

 

De todo ello, sin duda tomará nota la soprano María Katzarava, la nueva titular de la Compañía Nacional de Ópera, cargo al que renunció de último momento Alonso Escalante; ella se encontraba sentada entre la audiencia.

 

Por supuesto, la última palabra la tendrán las personas que acudan a las cuatro funciones que se ofrecerán de esta ópera bufa.

 

 

El doctor Dulcamara, un vendedor ambulante, es interpretado por Noé Colín.  (Araceli López)
El doctor Dulcamara, un vendedor ambulante, es interpretado por Noé Colín. (Araceli López)

Diversión en escena

 

La historia alude a las relaciones amorosas con música de Gaetano Donizetti (1797-1848) y libreto de Felice Romani (1788-1865), inspirado en en el libreto Le philtre (1831) de Eugène Scribe (1791-1861) para la ópera homónima de Daniel-François Auber (1782-1871), tomado a su vez en Il filtro, de Silvio Malaperta.

 

La ópera combina elementos cómicos y sentimentales, y los personajes desempeñan roles clave en la narrativa: Nemorino, quien es interpretado por el tenor, Diego Silva, el joven aldeano enamorado de Adina, la joven rica granjera, que lo trata con indiferencia, ella es representada por Génesis Moreno.

 

También tiene un papel destacado, por supuesto, Dulcamara, el vendedor ambulante, cuya interpretación recae en Noé Colín. Y qué decir de Belcore, el sargento, cuyo rol lo tiene el barítono Juan Carlos Heredia.

 

Al aparecer en escena el vendedor ambulante, quien se hace pasar por doctor (“Soy el doctor enciclopédico”, dice), Nemorino se acerca para consultarlo y preguntarle si tiene la pócima del amor de la reina Isolda, el elixir que inspira el amor. El charlatán se aprovecha del ingenuo muchacho y le vende a un centavo el mágico licor, lo engaña haciéndole creer que al beberlo toda mujer se enamorará de él, y por supuesto su amada Adina. Luego de timarlo se burla de él a sus espaldas diciendo: “No hay un bobo igual”.

 

El libreto indica que Nemorino espera que tras tomar la pócima, Adina se enamore de él de inmediato, así que la ignora. Ella se siente ofendida, por lo que se compromete con el sargento Belcore. Decepcionado, el joven campesino sigue bebiendo hasta que se emborracha. Lo gracioso es que no se da cuenta que su tío le heredó una fortuna y todas las mujeres quieren conquistarlo, y él piensa que el elixir de amor realmente fue efectivo.

 

La puesta en escena cuenta con la ejecución musical del Coro y Orquesta del Teatro de Bellas Artes, la dirección concertadora de Arthur Fagen, la dirección escénica de Luis Martín Solís y Érika Torres.

 

Esta ópera tuvo su estreno en México en el Teatro Principal de la Ciudad de México en septiembre de 1842.

 

La ópera se presentará los días 5,7,10 y 14 de diciembre, los martes y jueves a las 20:00 horas y los domingos a las 17:00 horas, en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes.